domingo, 28 de septiembre de 2008

El Ayayero Mayor

"Yo me resbalo en
lo seco y me
paro en lo mojao"


Ayayayyyy... es el alegre, bullanguero y pegajoso grito
que se ha quedado dentro de los maracuchos y especialmente de los luciteños, y que al oirlo se nos viene en mente la figura de ese gran exponente de nuestra zulianidad que se expresa a través de un ritmo tan propio del marabino como es la gaita zuliana.
Ha sido Nelsón Romero, el Ayayero como se ha dado a
conocer, una figura tan popular porque ha sabido ganarse el aprecio y cariño de todos aquellos con quienes ha departido por el trato amable y cariñoso que les brinda desinteresadamente.
Y es que este carácter jovial y alegre ya desde su nacimiento se formó, puesto que fue recibido al nacer con un parrandon empedraero. Y durante su infancia la pasión por la gaita se fue arraigando, gracias a esos gaiteros de antaño de furro, tambora, cuatro y charrasca, que todos los sábados y domingos formaban sus parrandas gaitera cerca a su casa.


Conversando con el buen
ponderado “El Ayayero”


Cada día que acontece me siento más orgulloso de haber nacido en una barriada del empedrao, jardín de Santa Lucia, donde un 12 de agosto del año 1953, mi madre Maria Andrade me parió y mi padre Simón Romero Finol, como buen empedraero a la final prendió una fiesta, dándome la
bienvenida.
Soy el intermedio de tres hermanos, Andrés “Caraota” Romero y Maura Josefina Romero la menor, creados los tres allí en la esquina de San Luis, en la populosa esquina bajo los criterios y principios humildes y cristianos de mis padres antes mencionados.
Desde muy pequeño me incline a seguir los pasos dentro de la gaita influenciado por los gaiteros que llegaban allí y nos despertaban los sábados y domingos con gaita zuliana en la esquina con cuatro , furro, tambora y charrasca, cuando Valeriano Carrasqueño, caquita, El conejo, entre otros, llegaban amanecidos formando parrandas y cantando gaitas y eso se fue incorporando en mi, haciendo lo que hoy por hoy es Nelson Romero“El Ayayero“.
Tuve la oportunidad también de departir cuando estudiaba primaria con el ilustre Marcial Valbuena de quien se dice fue el compositor del estribillo y un verso de la Grey Zuliana, hoy por hoy el himno regional y nacional de la gaita, también departí y converse con Luis Oquendo delgado, Alfonso Ruiz entre otros.
F u i i n s p i rándome y compenetrándome en la gaita y absorbiendo ese sentimiento, esa pasión, ese amor, de todos esos gaiteros viejos de renombre y mi corazón paso a ser uno o mas de esos gaiteros que aman, adoran y sienten pasión por el tema.
En el año 1981 me llamo la curiosidad por escribir un tema y compuse mi primera gaita, letra y música y se llamo “Del Empedrao Venimos”, del cual recopile una estrofa muy vieja que dice así; Que yo no soy de por aquí, que yo soy del empedrao, yo me resbalo en lo seco y me paro en lo mojao, con ese verso le di apertura a lo que es ahora una gama bastante numerosa de gaitas zulianas, quedando al estilo típico, genuino y tradicional, como querendón de ese estilo asumí una vestimenta muy propia a la que utilizaban los viejos gaiteros, por eso utilizo y hablo personalmente y en nombre de mi conjunto “ Alegres Gaiteros”, utilizamos un sombrero, las cotizas mojaneras y un cinto en la cintura que nos identifica como hijos de Santa Lucia y una bufanda como se utilizaba en los años 50,60 y hasta en los 70 porque el viejo saladillo llego a utilizar esa indumentaria.
Hoy doy gracias a Dios por esa musa que mantengo abierta, del empedrao venimos, luego compuse Santa Lucia, por inquietud y por celos pues los otros compositores solo se empeñaban en hacerles gaitas a la chinita, santa madre de Dios, santa madre de todos los gaiteros, madre de los zulianos y madre de los cristianos, pero nadie tomaba en cuenta la imagen de la virgen de Santa Lucia y desde allí me hice r e s p o n s a b l e d e es a circunstancia, desde el año 83 hasta la presente fecha todos los años le compongo y le canto un tema a Santa Lucia, porque considero que es la segunda patrona de Maracaibo y el Zulia, muy venerada nacional e internacionalmente.
Santa Lucia es la patrona de los empedraeros, la madre de los ojitos enfermos y así la describo en mis composiciones.
Santa Lucia en el 83 fue catalogada como gaita del año por muchos premios, en el 84 Por las calles de Lucia, en el 85 fuimos favorecidos con el premio una gaita para el Zulia con El buhonero de Víctor Hugo Márquez, y con el tema Al Zulia doy compuesto por mi persona y cantado por Eroy Chacin con los zagales del padre Vilchez, como premio especial de ese evento, en el 87 ganamos el tema popular con el Ayayero y en el 88 sonamos con sabroso, en el 89 problemas ajenos a mi voluntad me llevan a participar con gaiteros de pillopo donde se impuso el tema Pascua sonando a nivel nacional, en el 91 retornamos con alegres gaiteros y sonamos con la folklórica y así fuimos sucesivamente englobando temas, La carroza de mi china, El bus de Madera, la gaita de mis abuelos, el enlosao de mi recuerdo, Ahora si, y bueno del 98 al 2004 alegres gaiteros sale del escenario.
¿Nelson, cuál es tu nombre completo?
Nelson Enrique Romero Andrade
¿Con qué gaita ganaste el premio de panorama?
Con una gaita que se llamaba Epa dame un panorama y fue en el año 81 que este diario festejaba que le habían otorgado el premio Mercurio de Oro, las bases del mismo se basaba en colocarle música a una gaita de Hermes Chacin, yo fui un poco atrevido y envié un tema con música y letra y eso predomino entre el jurado y quedo la misma como primer lugar, la letra de Hermes Chacin paso a segundo termino, que en paz descanse y que Dios no me vaya a castigar.
¿En qué año fue el concurso de Critica?
En 1984 gane el mismo con una gaita a la Santa Lucia
¿Cuántos temas has compuesto?
600 aproximadamente incluyendo temas comerciales
a las empresas.
¿Producciones exactamente?
22 producciones.
¿El tema de este año?
Este año le componemos a Maracaibo y nos avocamos en
hacer un tema “Pa' Maracaibo me voy“.
¿Y para despedirte?
Bueno, pido que se reconozcan los valores culturales populares, mantener y defender las estructuras de las casas y fachadas, cuidar y proteger el lindo monumento de la virgen Santa lucia al igual que su plaza.

Metafora.